¿Por qué es necesario poner límites y establecer reglas?

Los niños necesitan ser guia.

El hecho de establecer límites y normas permite que el niño se sienta seguro y protegido porque sabe con quién puede contar para que le guíe en su aprendizaje. Los límites también aportan a los niños seguridad emocional, porque lo nuevo desconcierta. Gracias a los límites tienen orientación que guíe su conducta.

  • Los niños necesitan ser guiados por los adultos para que aprendan cómo realizar lo que desean de la manera más edecuada.
  • Es fundamental establecer reglas para fortalecer conductas y lograr su crecimiento personal.
  • Los límites deben basarse en las necesidades de los niños.
  • Lo que se limita es la conducta, no los sentimientos que la acompañan. A un niño se le puede solicitar que no haga alguna cosa, pero nunca se le puede pedir que no sienta algo o impedirle una emoción o un sentimiento.
  • Los límites deben fijarse de manera que no afecten el respeto y la autoestima del niño. se trata de poner límites sin que el niño se sienta humillasdo, ridiculizado o ignorado.
  • Los adultos que conviven con el niño tienen que estar de acuerdo acerca de los límites que deben tener: que se le prohibe y que se le permite.
  • Lo importante es que el adulto ejerza su autoridad de manera que le dé la oportunidad al niño a aprender algo de la experiencia.

“Educar a un niño es como sostener en la mano un jabón. si aprietas mucho sale disparado, si lo sujetas con indecisión se te escurre entre los dedos, una presión suave pero firme lo mantiene sujeto”.

1 comentario en “¿Por qué es necesario poner límites y establecer reglas?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.